Por qué utilizamos banderas

Historia

¿Qué son las banderas?

Son una carta de presentación de lo que representan, ya sea un territorio, principalmente, o incluso a una persona, familia o saga. De igual forma que, históricamente, sucedía con  los escudos. Pero las banderas, en última instancia, son una forma de comunicación. Cabe destacar que, hoy en día, en la aviación, sobre todo militar, aún se utilizan y sirven para comunicar a pilotos con los responsables de pista.

En cualquier caso, la bandera, el estandarte, el pendón, el escudo… siempre fueron formas de representar estados, pueblos o naciones. Y es tan curioso, como en ocasiones triste, comprobar cómo algunas banderas deben sus colores o formas a la sangre vertida en el campo de batalla. Otras destacan las cualidades o bravura de su pueblo a través, por ejemplo, de figuras de animales o ensalzan algún elemento arquitectónico peculiar (torres, castillos, columnas…).

 

historia-banderas

El porqué de las banderas

Sin lugar a dudas, la bandera es un emblema, una enseña que dice mucho del pueblo al que representa y lo normal es que se convierta en un elemento de cohesión, de orgullo patrio, un nexo de los habitantes de un territorio o nación. Sin embargo, tiene un efecto curioso en el Estado español y el reparto territorial de las diferentes banderas de las Comunidades Autónomas: bandera de baleares, bandera Catalana etc

En EE.UU la bandera de barras y estrellas es un icono que traspasa fronteras y que igual sirve de merchandising como para decorar una cazadora. En definitiva, un tipo de banderas publicitarias para lo que sea, pero sin perder ese punto de intocable y de veneración que genera entre los americanos (del norte).

La bandera inglesa, por ejemplo, es un símbolo pop asociado a la moda y cultura musical, pero sin perderle el respeto tampoco como emblema del Imperio colonial que fue dueño de medio mundo. Las banderas pueden, por tanto, jugar con esa dualidad.

Puede suceder que una bandera se identifique con una filiación ideológica o política, lo cual repercute en el verdadero sino de una bandera. Y es que no todo es blanco o negro, pues regiones como EE.UU, Argentina o Francia con su  ‘Grandeur’, son conscientes de la importancia icónica de estos símbolos.

En España, gracias al deporte, y al fútbol en particular, se ha dado en los últimos tiempos esa circunstancia de unión. Y es que el porqué de una bandera viene dado por la importancia de crear una emoción en el país. Se trata, en definitiva, de una forma sencilla de expresar algo muy complicado: una identidad común para todos aquellos que conforman un país.

Si en un principio, el objeto de las banderas era la identificación de objetos o de ciertos colectivos, con el paso del tiempo se ha amoldado, y su fin es otro diferente: la representación común de un pueblo unido.

Leave a Reply

Descubre “el porque de las cosas”
Un blog para curriosos donde encontrarás respuestas sencillas a todas tus preguntas. ¡Bienvenidos a la aventura del saber!