¿Por qué es tan poderosa la energía nuclear?

Ciencia, Física

Antes de hablar de la energía nuclear, comenzaremos preguntándonos por:

¿De qué está formada la materia?

átomos

La metería está formada por diminutas partículas conocidas como átomos, de tamaño muy pequeños y su diámetro es de una centesimomillonésima parte de un centímetro.

 

 

 

 

 

Los átomos se mantienen firmemente unidos en las sustancias sólidas, pero, en los líquidos y gases no se mantienen unidos tan firmemente.  Por otro lado, también sucede que en otras sustancias, los átomos forman grupos denominados moléculas. Las moléculas contienen los mismos átomos ordenados de la misma forma.

 

El poder de la energía nuclear

Por qué es tan poderosa la energía nuclear

 

 

Por qué es tan poderosa la energía nuclear

Las zonas y recipientes radiactivos están marcados con un símbolo internacional.

Cuando escuchamos energía nuclear, a todos se nos poner el cuerpo en alerta, algo posee este nombre que nos predispone a pensar en algo malo.

Por este motivo, trataremos de explicar por qué es tan poderosa esta energía.

Para empezar, la conocida energía nuclear que es lo mismo que la energía atómica se denomina como la fuente más poderosa de energía.

En cuanto a medidas, un kilogramo de combustible nuclear podría producir igual cantidad de energía que tres millones de kilos de carbón.

El llamado combustible nuclear, como el uranio o el plutonio, produce cantidades tan enormes de energía debido en su mayoría a que pierde masa o peso cuando se utiliza.

Esta masa se transforma en energía y una pequeña cantidad de masa produce una enorme cantidad de energía en una reacción en cadena cuidadosamente controlada.

A diferencia de las bombas atómicas o nucleares que funcionan de la misma forma pero en este caso, la reacción en cadena no está controlada y por eso resultan tan devastadoras cuando impactan contra un objeto.

Leave a Reply

Descubre “el porque de las cosas”
Un blog para curriosos donde encontrarás respuestas sencillas a todas tus preguntas. ¡Bienvenidos a la aventura del saber!