¿Por qué la araña se parece a la hormiga?

Animales

El mundo de los animales es muy pintoresco, gurda innumerables dudas, en sus comportamientos y costumbres, por otro lado,  los insectos esconde tantos enigmas que lo que parecen una cosa puede ser otra distinta.

¿Por qué la araña se parece a la hormiga?

Uno de los trucos que utilizan muchos insectos para sobrevivir es el de hacerse pasar por otros completamente distintos a ellos.

Esta vez os mostramos a esta peculiar araña, verdadera maestra en la imitación, tanto el aspecto, como el comportamiento de otras hormigas.

Este asombroso tipo de mimetismo tiene como objetivo hacerse pasar por una hormiga.

Son muchos los animales depredadores que rechazan de su dieta a estas debido al desagradable sabor que muchos de ellos encuentran en estos no menos interesantes insectos.

Esto no quiere decir que no haya animales que no coman y les gusten las hormigas, los hay, y son muchos, como;

Aves, reptiles y un largo etc. incluso algunas arañas.

Por qué la araña se parece a la hormiga

Este ejemplar de la foto parece una hormiga.

Pero no lo es, se trata de una araña. Existen arácnidos, como la Myrmarachne formicaria, que han mimetizado su cuerpo hasta conseguir una parecido casi perfecto con las hormigas.

Esta modificación ha supuesto para ellas un reto adaptativo, puesto que el cuerpo de los arácnidos está dividido en cefalotórax y abdomen poseen cuatro pares de patas en vez de tres y carecen de antenas.

Para parecerse a una hormiga han modelasdo su cuerpo, por lo que aparentan tener más cabeza y un tórax independiente.

En el caso de las patas, han resuelto el problema usando el primer par como antenas.

El motivo de esta adaptación mimética parece deberse a la depredación que los arácnidos ejercen sobre las larvas de la hormigas en el interior de los hormigueros, de esta forma acceden al mismo si llamar la atención del resto de la colonia.

 

Leave a Reply

Descubre “el porque de las cosas”
Un blog para curriosos donde encontrarás respuestas sencillas a todas tus preguntas. ¡Bienvenidos a la aventura del saber!